Cavadoras agrícolas: cómo se usan

Escrito por Jesús Dugarte en

Las cavadoras agrícolas no son más que arados, herramientas que remueven el suelo y lo preparan para que pueda ser cultivado y que existen desde hace mucho tiempo. Cuando el hombre aprendió a cultivar se hizo sedentario y desarrolló herramientas para el cultivo.

Las cavadoras en particular, se usan para abrir surcos en el suelo y así removerlo. Esta operación es imprescindible para poder después sembrar las semillas.

Cavadoras modernas: porqué usarlas

La agricultura se ha desarrollado de forma rápida a causa de la necesidad de alimentar a un número siempre más grande de personas, ahora hay unas técnicas tan avanzadas que hacen que una sola persona pueda hacer el trabajo que antes hacían 50. De la misma manera cada superficie se ha vuelto más grande y las cosechas rinden mucho más.

En el sector agrícolo, debido a los grandes tamaños, se utilizan cavadoras arrastradas por los tractores, ya que suelen roturar muchos surcos al mismo tiempo para una preparación de los terrenos de siembra que, de esta manera, se presentan excelentes.

Arar un terreno aumenta su prosperidad, haciendo crecer las plantas más rápido y más lujuriantes, aunque no hay que olvidar que, removiento la tierra, hay una pérdida de agua que evapora.
En caso de lluvias, usar una cavadora hará que el agua en exceso no se acumule sobre la superficie del terreno y hará que los nutrientes sean mexclados con él.

Arar sí, pero sin abusar de la tierra.
Dejando a un lado quienes dicen que no se debe arar la tierra, lo que importa realmente es considerarla como un recurso y, como tal, respetarla buscando un equilibrio que nos llevará a algo positivo. De lo contrario, empezarán a surgir problemas de agotamiento y no se podrà cosechar como se hace en un terreno sano.

Por esta razón hoy se tiende a un laboreo de conservación, que no es más que arar la tierra sólo cuando sea necesario, como cuando el agua estanca, y no de manera abusiva que hace perder beneficios al terreno.


Cómo arar con las cavadoras

Antes que nada hay que considerar que la humedad es fundamental para un buen cultivo, por esto las horas más frescas son las más adecuadas para arar. 

Aseguir hay que ubicar los arados a distancia apropiada y asegurarse que las puntas entren a la profundidad correcta. Es necesario preparar cada uno de ellos. El arado que está en el medio irá al centro y los otros a los lados. De esta manera se acumula menos tierra en el surco.

Claramente, los neumáticos deben tener la distancia adecuada entre ellos (se pueden ajustar) para que no recorran las cercanías de las raices de las plantas.

Siempre hay que arar en el momento adecuado. Si las plantas no son lo suficientemente grandes, la tierra arada podría cubrirlas y así matarlas.

Por último, siempre hay que asegurarse que el suelo esté lo bastante húmedo. Esto ayudará a acumular humedad sobre las raices de las plantas. Con un suelo seco hay que tener en cuenta que la humedad podría evaporarse rápidamente.

0 comentarios:

¿Quieres expresarte? Pues bien eres libre de hacerlo, pero eso si que no parezca que tuviste un mal día y te desahogaste con este nicho “no se toleran insultos”. Trolls inteligentes son bienvenidos, spaners abstenerse.